Transforma cualquier habitación con papel pintado

Instalar papel pintado es una forma sencilla de lograr una rápida y sorprendente transformación en cualquier espacio de tu hogar o negocio. Con él aportamos textura y color a tus paredes, que pasan de ser un actor secundario a tener un papel protagonista en la decoración.

Utilizando diferentes papeles decorativos o combinando paredes pintadas con paredes empapeladas, podemos definir los diferentes ambientes dentro del espacio multi-funcional del salón: zona de estar, comedor, pequeño despacho, rincón de lectura… Para decoraciones clásicas, te proponemos los sugerentes diseños de flores pintadas al óleo, sobrias rayas bicolores o lujosos damascos con textura de terciopelo. Si tu salón es moderno y funcional, no te podrás resistir a las geometrías, a la frescura de los dibujos trazados con plumilla y coloreados con acuarela o a los semi-lisos con textura.

Los espacios loft y las decoraciones industriales han encontrado su gran aliado en los papeles pintados que imitan texturas constructivas como ladrillos, paredes de hormigón, revestimientos de madera vintage o pintura envejecida como un auténtico trampantojo.

En el dormitorio, a veces es suficiente con empapelar una sola pared, como la del cabecero de la cama, para conseguir un cambio evidente en la decoración aportando calidez y personalidad.

El papel pintado es un recurso especialmente apropiado para los dormitorios infantiles, pues nos permite recrear ambientes muy creativos que estimulen la imaginación de los niños. Podemos asesorarte para coordinar el papel pintado que elijas con las cortinas, la ropa de cama, etc, trabajando siempre la decoración de la habitación de una forma integral.

Además, nuestro equipo técnico es experto en la colocación de papel pintado, garantizando acabados perfectos y el máximo aprovechamiento de cada rollo.

Descubre algunos de los modelos de papeles pintados por rollos

¡Escríbenos, estamos encantados de ayudarte!